Contenido Tercer Nivel- Teledetección espacial

Teledetección espacial

La gran variedad de satélites disponibles actualmente, tanto comerciales como de acceso libre, hace que el uso de imágenes y datos capturados desde el espacio se haya incrementado de forma exponencial en estos últimos años.

La gestión agronómica y la clasificación de las diferentes ocupaciones del suelo son algunos de los campos en los que la facilidad de acceso a las imágenes suministradas por los satélites ha supuesto el desarrollo de aplicaciones operativas.

En este último apartado, el ITACyL viene realizando desde al año 2011 mapas de cultivos y superficies naturales en el ámbito geográfico de la Comunidad de Castilla y León.

A partir de imágenes satelitales de las plataformas Landsat-8 (NASA), Deimos-1 (Deimos Imaging) y Sentinel 2-A/B (ESA), se obtiene anualmente un mapa de ocupación del suelo que recoge los cultivos mayoritarios presentes en la Comunidad así como las superficies de vegetación natural. Dicho mapa sirve de base para un mejor conocimiento en el manejo del territorio, la evolución en las rotaciones de cultivos dentro de una zona y la realización de estudios estadísticos.

Este producto está sujeto a la constante evolución de los sensores embarcados en los satélites, lo que ha supuesto mejoras como pueden ser la resolución geométrica (GSD de 20 a 10 metros), el incremento de las clases incluidas en la leyenda y la posibilidad de disponer de imágenes de la misma zona en intervalos de tiempo cada vez menores. Más información en: http://mcsncyl.itacyl.es/.

Además, hoy en día existe una demanda creciente por parte del sector agrario de información actualizada y fiable para la toma de decisiones. Esto ha hecho que el ITACyL también se implique en este campo de actuación con cometidos propios y disponiendo información a través de su FTP al usuario para sus propios proyectos, como los mosaicos de imágenes de satélite de la Comunidad Autónoma de alta resolución de 10 ó 20 metros. Ver enlace  ftp://ftp.itacyl.es.

Dentro del ámbito de la gestión agronómica, el Instituto está colaborando con agricultores de la Comunidad para la implantación de sistemas de agricultura de precisión basada en la definición de zonas de manejo diferenciado en los cultivos, apoyándose en la obtención de índices a partir de imágenes de satélite.

Esto contribuye a que la toma de decisiones sea más ágil, a mejorar la gestión de los recursos y a la optimización de los insumos.

Europa proporciona datos de Observación de la Tierra a través de los satélites Sentinel-1 (Radar) y Sentinel-2 (Óptico) dentro del programa COPERNICUS de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Comisión Europea (EC), con una base de política de datos abierta y libre. La EC ha financiado el despliegue de plataformas en la nube con el fin de estandarizar y facilitar el acceso y procesado de toda esta ingente cantidad de información. Estas plataformas son conocidas como DIAS (Data and Information Access Services). En este ámbito de trabajo, el procesamiento en la nube, el Instituto está inmerso en la incorporación de parte de su flujo de trabajo en una de estas plataformas de última generación.

Si hablamos de proyectos concretos, el ITACyL participa en el proyecto europeo SENSAGRI (Sinergia de la Constelación Sentinels para la Agricultura) dentro de un consorcio de centros de investigación de España, Francia, Italia y Polonia. Este proyecto es respuesta al programa de trabajo de EO "EO-3-2016: Evolución de los servicios Copernicus" que fue aprobado por la Comisión europea y financiado a través del Programa Horizonte 2020 de la Unión Europea. SENSAGRI pretende explotar las sinergias de los satélites Sentinel-1 y Sentinel-2 para la generación de tres servicios prototipo de interés en el monitoreo agrícola a escala europea: mapas de cultivos, mapas de humedad del suelo y mapas de índices de área foliar. Los estudios experimentales han demostrado que la fusión de datos ópticos y de radar abren nuevas perspectivas para mejorar las capacidades de aplicación y uso de dichos datos.

Además, el Itacyl participa en un nuevo programa de excelencia investigadora vinculado al horizonte 2020 sobre la digitalización del sector agrario (agricultura 4.0). El proyecto persigue la integración de datos procedentes de satélites de observación de la tierra, aplicaciones de gestión de explotaciones y de la propia maquinaria agrícola directamente en los sistemas de ayudas con el objeto de simplificar al máximo la forma en que los beneficiarios se relacionan con la Administración.  Este proyecto, que se denomina NIVA, por las siglas en inglés A New IACS Vision in Action y que está coordinado por la universidad holandesa de Wageningen, referente académico europeo en la ciencias e ingenierías de la rama agraria, participan socios de Países Bajos, Dinamarca, Estonia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Eslovenia y España. Entre los participantes españoles se encuentra también el Fondo Español de Garantía Agraria (Fega) que lidera algunos de los casos de uso.

Proyectos

Publicador de contenidos